actualidad
Actualidad

Dietetica y nutrición

El arroz blanco aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

19/03/2012

 

S. Gutierrez ABC

 

El riesgo de diabetes tipo 2 se incrementa significativamente si se consume arroz blanco con regularidad, afirma un estudio publicado British Medical Journal (BMJ).


Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard trataron de determinar la relación entre la cantidad de arroz blanco que se ingiere y el riesgo de diabetes tipo 2, y si esta asociación es más fuerte en la población asiática, que tienden a comer más arroz blanco que en el mundo occidental.


Los autores analizaron los resultados de cuatro estudios: dos realizados en países asiáticos (China y Japón) y dos en países occidentales (EE.UU. y Australia). Ninguno de los participantes tenían diabetes al inicio del estudio.

Porciones de arroz

El arroz blanco es el tipo más predominante en todo el mundo y tiene un alto Índice Glicémico (IG). Las dietas altas en GI se asocian con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Por otro lado, la cantidad media de arroz que se consume varía mucho entre países los occidentales y los asiáticos: en China, se ingiere un promedio de cuatro porciones al día mientras que en el mundo occidental se come menos de cinco porciones por semana.

Los datos mostraron que las mujeres, tanto en los países asiáticos como occidentales, consumen más arroz. Los resultados también muestran que a mayor cantidad de arroz blanco consumida, mayor será riesgo de diabetes tipo 2. Los autores estiman que el riesgo de diabetes tipo 2 se incrementa en un 10% por cada porción cada vez mayor de arroz blanco (suponiendo 158g por porción).


El arroz blanco además tiene un menor contenido de nutrientes - fibra, magnesio y vitaminas- que otros arroces: algunos de los estos nutrientes están asociados con un menor riesgo de diabetes de tipo 2.


En conclusión, los autores afirman que «un mayor consumo de arroz blanco se asocia con un riesgo significativamente elevado de diabetes tipo 2». Esto es aplicable tanto a los países asiáticos como los occidentales.

 


line

Dietetica y nutrición

Los españoles consumen menos calorías que hace dos décadas pero están más obesos

15/11/2011

La Vanguardia

 

Madrid. (EP).- La población española consume 250 calorías al día menos que hace 20 años y, sin embargo, su tasa de obesidad ha crecido entre un 17 y un 21 por ciento debido, en parte, al estilo sedentario que se sigue en la actualidad, según se desprende del estudio de Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España (DRECE), presentado este martes en Madrid.

"Los jóvenes dedican cada vez menos tiempo a la actividad física y más a ver la televisión o a permanecer delante del ordenador", ha reconocido el coordinador de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Miguel Ángel Rubio.

Asimismo, ha precisado que este hecho puede, a su vez, incitar al "sobreconsumo inadvertido de picoteo". Sin embargo, los resultados del estudio subrayan que la población española presenta una mortalidad cardiovascular inferior a la de otros países europeos.

Los expertos alegan que puede ser debido a la existencia de una tasa superior de colesterol HLD, conocido como "bueno", ya que tiene un efecto protector.

"El estudio DRECE pone de manifiesto que los españoles, sobre todo las mujeres, presentan una de las cifras de colesterol 'bueno' más elevadas respecto a otros países con mayor mortalidad cardiovascular", ha precisado el doctor Agustín Gómez de la Cámara, de la Unidad de Investigación Clínica e Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario 12 de Octubre.

Así, uno de los fines de este estudio ha aclarado el presidente de DRECE, el doctor José Antonio Gutiérrez, es tratar de averiguar por qué la muerte por enfermedades cardiovasculares no es "un problema tan importante como en otros países".

En este sentido, el 40 por ciento de las defunciones en menores de 74 años son a consecuencia del cáncer, mientras que la mortalidad por enfermedades cardiovasculares ronda el 16 por ciento.

Gómez de la Cámara ha aclarado que detrás de estos fallecimientos precoces por enfermedades cardiovasculares está la diabetes y ha instado a los responsables políticos a que hagan un esfuerzo especial para detectar y tratar "adecuadamente" esta enfermedad.

Menos legumbres y más refrescos

Gutiérrez ha reconocido que los hábitos alimentarios de la población española no son malos. "Nos aproximamos a las recomendaciones dietéticas saludables, sin detectar cambios que puedan ser motivos de alarma", ha precisado.

Algunos de estos cambios que el estudio ha puesto de manifiesto es que los españoles comen ahora menos cereales y legumbres pero, en cambio, ingieren más refrescos y zumos. "Este hecho puede pasar desapercibido, pero su asociación con la obesidad y el síndrome metabólico es claro", ha aclarado el presidente de DRECE.

Los investigadores han dado cuenta también de que la dieta mediterránea sigue prevaleciendo entre la población española y que se sigue consumiendo aceite, especialmente el de oliva.

En el estudio, que comenzó en 1990, ha participado cerca de 5.000 personas de ambos sexos, que tenían, en su origen, entre cinco y 59 años. Además de 52 centros de salud y más de un centenar de investigadores.

Durante estas dos décadas se ha realizado en total cuatro estudios. Las enfermedades cardiovasculares son las responsables de más de 125.000 muertes cada año en España y cerca de cinco millones de ingresos hospitalarios.

Ajuste económico

Por su parte, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, que ha acudido a la presentación del estudio en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha instado al nuevo Gobierno "sea del signo que sea" a que "siga la estela que se ha seguido en la actual legislatura" en la que su cartera ha quedado fuera del ajuste económico.

"Es grave lo que nos jugamos y lo que esta en riesgo", ha reconocido la titular de Ciencia e Innovación, quien ha destacado el actual liderazgo español en este campo fruto de "mucho esfuerzo y de años".

"No saldremos de la crisis si no apostamos decididamente por la ciencia e innovación", ha instado. "A base de ajuste estaremos impidiendo el crecimiento", ha añadido.

 


line

Dietetica y nutrición

Dosis bajas de alcohol

15/09/2011

Indican cautela al aconsejar dosis bajas de alcohol en prevención CV

Expertos alertan de que se está cayendo en el error general de relacionar su consumo moderado conla mejora de la salud, después de analizar las conclusiones de un estudio publicado en 'Plos Medicine'.

 

Marta Escavias de Carvajal

 

| correofarmaceutico.   |  12/09/2011 00:00

Hace tiempo que la literatura científica considera el alcoholismo como una patología crónica que dispara el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (ECV). Pero en el lado opuesto se encuentran estudios, cada vez más numerosos, que indican que en pequeñas cantidades su ingesta podría reportar cierto beneficio al organismo.
  • El efecto del alcohol en el organismo va a depender siempre del patrón de consumo

Sin ir más lejos, en el último número de Plos Medicine, investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston (Estados Unidos), sugieren que las mujeres que beben 15 gramos o menos de alcohol al día durante su edad adulta (a partir de los 58 años) gozarán de mejor salud al llegar a la senectud, si se comparan con las féminas que nunca han bebido o con las grandes bebedoras.

¿Podría ser ésta una vía de prevención cardiovascular? Expertos consultados por CF apuntan que los resultados ofrecen una información novedosa y útil para abrir una vía prometedora de investigación, pero por el momento aconsejan cautela a la hora de recomendar ingerir esta cantidad de alcohol, ya que se está cayendo en el error general de relacionar su consumo moderado con la mejora de la salud.

INGESTA FEMENINA
Los autores del trabajo utilizaron los datos del estudio americano de La salud de las enfermeras, que incluye a 121.700 mujeres, y entre otras cosas analiza el consumo de alcohol entre féminas de edad adulta. El 98 por ciento no eran grandes bebedoras y pudieron estudiar el estado de salud de 13.984 que superaron los 70 años.

  • Los estudios sobre las bondades de la droga sólo indican asociaciones estadísticas

Sin contemplar otros factores de riesgo como el tabaquismo, que afecta directamente a la salud vascular (punto criticado por los especialistas), los resultados mostraron que aquéllas con un consumo moderado de alcohol tenían un 20 por ciento más de posibilidades de presentar una mejor salud si se comparaban con las bebedoras ocasionales, las abstemias o las que ingerían gran cantidad del tóxico.

Tal vez la explicación de esta causa se halla en que a edades avanzadas el metabolismo es completamente diferente que cuando se es más joven. "Los jóvenes tienen mayores niveles de división celular y los efectos son menos predecibles. En cambio, al ser mayor, surgen más enfermedades, pero de manera menos virulenta", explica José Antonio López, profesor del Departamento de Psicobiologia en la Universidad Complutense de Madrid.

A diferencia de otros trabajos, añade Juan José Beunza, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra y compañero de trabajo de los autores del estudio en otros similares sobre dieta mediterránea, "la novedad de éste es que se han unificado las posibles enfermedades derivadas del alcohol, dentro de un diagnóstico común".

Así, por ejemplo, observan cuántas mujeres llegan a la etapa adulta sin sufrir patologías crónicas, problemas cognitivos, de función física o de salud mental, mientras que otros trabajos sólo se centran en una patología completa.

Asimismo, a los riesgos asociados al alcohol (ver cuadro), se suma que éste parece causar más afecciones graves en las mujeres que en los hombres. Así lo apuntan investigadores de los hospitales universitarios Germans Trias i Pujol y Bellvitge (ambos en Barcelona) en el último número de Medicina Clínica, tras analizar a 480 pacientes ingresados para desintoxicación alcohólica. Los datos concluyeron que ellas tenían más complicaciones nutricionales y metabolíficas en comparación con ellos.

PATRÓN DE CONSUMO
Los especialistas coinciden en que el efecto del alcohol va a depender del patrón de consumo del sujeto. "A los adultos que beben les recomiendo que lo sigan haciendo si lo desean, siempre y cuando sea distribuido a lo largo de la semana y a ser posible en las comidas", apostilla Beunza.

Ahora bien, añaden, en ningún caso se podría generalizar las conclusiones del estudio a varones y jóvenes. La ingesta de 15 gramos equivaldría a una bebida y media, pero para Ignacio Ruz, miembro del grupo de Intervención en Drogas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), "el problema no es ceñirse a un consumo estricto, sino aumentar dicha cantidad".

En este sentido, Josep Guardia, del Servicio de Psiquiatría en el Hospital de San Pablo (Barcelona), añade que "el mensaje simplista de que el alcohol puede ser bueno para la salud CV se convierte en engañoso cuando se descontextualiza del elevado número de afecciones que puede causar".

Y sobre todo si llega a oídos de los más jóvenes. Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, la prevalencia de borracheras en los últimos treinta días se ha duplicado entre adolescentes, pasando del 16 por ciento en 1994 al 30 en 2008. "Decirles que el alcohol es bueno elevaría estas cifras", añade Beunza.

Por lo tanto, concluyen, este tipo de estudios sólo permite hablar de una asociación estadística, pero no deben postular relaciones de causalidad.


line

Dietetica y nutrición

Estudio Aladino sobre prevalencia de obesidad infantil

02/09/2011

Agencia española de seguridad alimentaria y nutrición

 

El exceso de peso en la población infantil española se ha estabilizado en los últimos diez años, si bien afecta al 45,2% de los niños y niñas con edades comprendidas desde los 6 hasta los 9 años, lo cual supone un importante problema de salud pública. Ésta es una de las conclusiones principales del estudio ALADINO, realizado por la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y que ha presentado hoy la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, quien llevará este estudio al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El estudio recoge datos actualizados de la prevalencia de la obesidad infantil en España y ha sido realizado en casi 8.000 niños y niñas de toda España. El objetivo de este análisis era disponer de datos precisos, mediante una metodología avalada por la OMS y comparable entre países, sobre la magnitud del problema que supone el exceso de peso (sobrepeso u obesidad) en la población infantil.

Hasta la fecha los únicos datos que se tenían eran los de estudio enKid, realizado hace más de diez años con una metodología distinta y con una participación menor (423 niños y niñas). También existía información de la Encuesta Nacional de Salud del año 2006, pero los datos obtenidos eran poco precisos al ser autoreferidos (sin medición ni pesaje comprobatorio por terceros).

Aunque los resultados de ALADINO arrojan que el exceso de peso infantil es superior al 45%, si se utiliza la metodología aplicada en enKid el resultado sería de una prevalencia de exceso de peso del 31,4%, lo que supone tan solo un punto por encima de la obtenida hace diez años con ese estudio (30,4%). Por lo tanto, se constata que el exceso de peso en la población infantil española está estabilizado en los últimos diez años, si bien ahora se dispone de una información mucho más ajustada a la realidad.

MÁS EN LOS NIÑOS QUE EN LAS NIÑAS

El 45,2% del exceso de peso detectado se reparte de la siguiente manera: el 26,1% corresponde a sobrepeso y el 19,1% a obesidad. Por género, los niños tienen más exceso de peso que las niñas (26,3% de sobrepeso frente a 25,9 y 22% de obesidad frente a 16,2).

El estudio también revela que tanto el sobrepeso como la obesidad afectan más a los niños y niñas que se desarrollan en entornos más desfavorecidos desde el punto de vista educativo y económico. De este modo, los niveles de sobrepeso y obesidad infantil en las familias con menos recursos están alrededor del 48%, lo que supone casi ocho puntos más que el exceso de peso detectado en las familias con más recursos.

OCIO AUDIOVISUAL Y LUGAR DE COMIDAS

Otro aspecto analizado por el estudio es el impacto del ocio audiovisual (presencia de ordenador, dvd, consola en la habitación de los menores) con el exceso de peso. Los datos recogidos indican que el porcentaje de niños y niñas con un peso normal es mayor cuando no disponen de este tipo de ocio en su habitación.

De esta forma, el 56,2% de los menores que no dispone de este tipo de ocio estaría en un peso saludable frente al 43,2% que tendría sobrepeso u obesidad. En cambio, el porcentaje de niños y niñas con exceso de peso es del 50,2% cuando sí disponen de ordenador, consola, etc. en su habitación y solo el 48,9% estarían en su peso normal.

El estudio también ha analizado la relación entre el exceso de peso y el lugar donde se realiza la comida, bien en casa bien en el colegio. En este sentido, el porcentaje de niños y niñas que tienen un peso saludable es mayor entre los que habitualmente comen en los comedores escolares.

Entre los que comen en casa, el 51,7% tiene un peso normal y el 47,6% tiene exceso de peso. Entre los que comen en el colegio, el 56,3% tiene un peso normal y el 43% tiene sobrepeso u obesidad.

CONCLUSIONES PRELIMINARES

Ante estos resultados, las conclusiones preliminares del estudio indican que aunque el exceso de peso en la población infantil española se ha estabilizado es necesario realizar intervenciones educativas dirigidas principalmente a las clases sociales con menores niveles de renta y de estudios para reducir las desigualdades en salud.

Además, deberán potenciarse las medidas encaminadas a modificar el entorno alimentario de los niños y niñas para hacerlo más saludable y, asimismo, facilitar la práctica de actividad física.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad confía en que la nueva Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, recientemente aprobada, sea un instrumento de gran valor para favorecer hábitos de alimentación saludables, a tal efecto la Ley establece que la Estrategia NAOS (Estrategia de la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad) será revisada con periodicidad quinquenal.


line

Dietetica y nutrición

Adiós a la pirámide alimenticia

02/06/2011

 

 

 

 

Icono de la nueva 'pirámide' de la alimentación sana. | Foto: Departamento de Agricultura

 

ELMUNDO.es | Madrid

 

 

Desde los años 20, el Departamento de Agricultura de EEUU ha realizado continuas campañas de concienciación para que la población, empezando por los más pequeños, siga una dieta saludable y variada. A partir de 1992, la figura central de este programa era la famosa pirámide de la alimentación, con cereales en la base y dulces y grasas en la cúspide.

El problema es que la pirámide -en rigor, un triángulo- de la alimentación no se entendía demasiado bien. Esta figura geométrica es fácilmente comprensible cuando se trata de reflejar una organización fuertemente jerarquizada, por ejemplo, con una sola persona al frente de la compañía (en la cúspide) mientras que la mayoría de empleados está varios escalafones por debajo (la base).

Pero, a la hora de reflejar la distribución de alimentos en una dieta adecuada, algo no terminaba de funcionar: en lo más alto -y más visible- de la pirámide estaban las elecciones menos sanas, las ricas en grasas y azúcares. Relegadas a la base, por el contrario, estaban las fuentes de nutrientes más importantes, como pasta y arroz. La idea era reflejar quelos alimentos de la base debían ser los más frecuentes, mientras que se recomendaba reducir los de arriba. Pero, intuitivamente, no se entendía así.

El nuevo icono que relegará al olvido a la pirámide es mucho más sencillo y las autoridades estadounidenses confían en que cumpla mejor su función: es un plato dividido en los cuatro grupos de alimentos que deben tomarse a diario para llevar una dieta equilibrada: verduras, cereales, proteínas y frutas (en ese orden), acompañados de productos lácteos. La campaña, denominada 'MyPlate', ha sido presentada por la primera dama Michelle Obama junto al secretario de Agricultura, Tom Vilsack, y la principal responsable de la Sanidad pública en EEUU, Regina Benjamin.

"Cuando hablamos de comer, ¿qué puede ser más útil que un plato?". Es una forma rápida y sencilla para que todos nosotros nos mentalicemos de los alimentos que estamos tomando", ha dicho Michelle Obama. Aunque la esposa del presidente de EEUU reconoció que esta campaña no acabará con la epidemia de obesidad que sufre el país (la cual alcanza en España también dimensiones preocupantes), defendió que la concienciación ciudadana es "un trabajo que debe hacerse".


line

Dietetica y nutrición

Dieta o método Dukan

05/05/2011

Estrategia Naos. Ministerio de sanidad y consumo.


(12/04/2011)

 

“Dieta” o “método” Dukan. Postura del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AED-N). Marzo de 2011

 

Autores: Julio Basulto, Maria Manera, Eduard Baladia, Violeta Moizé, Nancy Babio, Mar Ruperto y Mª Glòria Sorigué.
Revisores: Pilar Amigó, Esther Blanco, Maria Blanquer, Josep Lluch, Andrea Gil, Juan Revenga, Luís Roka y Mercedes Sotos.

 

Introducción y justificación

 

Los libros escritos por el Sr. Pierre Dukan (“No consigo adelgazar”, “El método Dukan ilustrado” y “Las recetas de Dukan”) ocupan actualmente los primeros puestos en los rankings de ventas de “no ficción”. Es por tanto muy importante que la población tome en consideración la veracidad y legalidad de las afirmaciones de dicho autor, máxime cuando nuestra sociedad está claramente preocupada por los aspectos relacionados con el peso corporal y la figura.

 

Consideraciones que justifican la postura del GREP-AEDN

 

El Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN, voz científica de la Asociación), desaconseja encarecidamente el “método” o “dieta” propuesto por el Sr. Dukan, tal y como se detalla en el apartado “Postura del GREP-AEDN”, por ser ineficaz, fraudulento y potencialmente peligroso. Esta opinión se sustenta en las siguientes seis consideraciones al respecto de dicha “dieta” o “método”.

 

1.- Ausencia de fundamento científico.

 

Ninguna de las bases de datos científicas españolas o internacionales (Elsevier, Excelenciaclinica.net, Guías de práctica clínica en el Sistema Nacional de Salud, Scielo, Scirus, ScienceDirect, clinicaltrials.gov, PubMed) contiene estudio alguno que haga referencia a esta dieta o que apoye su eficacia o seguridad. Las palabras de su autor y las experiencias personales de sus testigos o de otros individuos concretos no tienen ninguna validez desde el punto de vista de la evidencia científica o de la salud pública.

2.- Cumple las caraterísticas que definen a las dietas fraudulentas

 

La “dieta” o el “método” Dukan cumple las características de una dieta fraudulenta. Según la Asociación Americana de Dietética1 y la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas2, las características de las dietas fraudulentas o de los métodos fraudulentos para perder peso, son, entre otras3:

  • prometen resultados "rápidos",
  • prometen resultados "mágicos",
  • prohíben el consumo de un alimento o grupo de alimentos,
  • contienen listas de alimentos "buenos" o "malos",
  • exageran la realidad científica de un nutriente,
  • aconsejan productos dietéticos a los que se atribuyen pro-piedades extraordinarias,
  • incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad, y
  • contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación reconocida.

La "dieta" o “método” del Sr. Dukan cumple todos los puntos anteriores. Se puede comprobar leyendo la contraportada de uno sus libros ("No consigo adelgazar"):

"Con el Método Dukan usted logrará adelgazar de forma inmediata y mantener su peso estable durante el resto de su vida [...] Más de 1 millón de lectores en Francia ya han adelgazado siguiendo los cuatro pasos de esta dieta basada en el consumo de proteínas naturales”.

 

3.- Ilegalidad de sus afirmaciones

 

Las siguientes aseveraciones, recogidas en la contraportada del libro “No consigo adelgazar”, incumplen la legislación y suponen una "infracción grave”:

  1. “Con el Método Dukan usted logrará adelgazar de forma inmediata”
  2. [podrá] “mantener su peso estable durante el resto de su vida",
  3. “dieta basada en el consumo de proteínas naturales”, y
  4. "más de 1 millón de lectores en Francia ya han adelgazado siguiendo los cuatro pasos de esta dieta”.

Puede comprobarse la ilegalidad de dichas frases revisando el Real Decreto 1907 / 1996, de 2 de agosto, que especifica claramente:

"Queda prohibida cualquier clase de publicidad o promociones directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria en los siguientes casos":

  • [...] Que sugieran propiedades específicas adelgazantes o contra la obesidad.
  • Que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta.
  • Que utilicen el término «natural» como característica vinculada a pretendidos efectos preventivos o terapéuticos.
  • Que atribuyan a determinadas formas, presentaciones o marcas de productos alimenticios de consumo ordinario concretas y específicas propiedades preventivas, terapéuticas o curativas.
  • Que pretendan aportar testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo.

La página web del Sr. Dukan, además de publicitar o promocionar sus libros, contiene un apartado llamado “Tienda” (www.mitiendadietadukan.com) en la que se encuentran productos como “Devorcal”, al que se atribuye la siguiente propiedad: “quema de forma específica las calorías procedentes de proteínas y grasas”. Además de ser falsa e ilegal, esta afirmación es particularmente insólita cuando se observa que se aconseja su uso durante 37 días: “Cura de 37 días a renovar en caso necesario”.

 

4.- Errónea atribución de capacidad adelgazante a las proteínas dietéticas

 

Una revisión sistemática de la literatura publicada en 2003 concluyó que no existen pruebas que sustenten que una dieta con un mayor contenido en proteínas ayude a la pérdida de peso (contrariamente a lo propuesto por el Sr. Dukan)4. Un estudio más reciente, que asignó aleatoriamente a 811 adultos con sobrepeso a cuatro dietas con diferentes porcentajes de macronutrientes, concluyó que la pérdida de peso se justifica por el tiempo que se sigue la dieta y por las calorías que se dejan de ingerir, no por la distribución de dichos macronutrientes5. La misma conclusión se recoge en las últimas guías dietéticas para los americanos (publicadas en 2011), en las que se revisó sitemáticamente la literatura científica sobre este Tema6. No es de extrañar, por tanto, que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) considere que no existen pruebas científicas para asociar el consumo de proteínas con ventajas en el control del peso corporal7.

 

Es necesario destacar, asimismo, que la alta ingesta de proteína dietética (algo que muy probablemente ocurre en los seguidores de este tipo de “dietas” no sólo a corto plazo, sino también a medio o largo plazo) no está exenta de riesgos. Por una parte, un seguimiento de la alimentación de 22.944 personas adultas durante 10 años mostró que el consumo prolongado de dietas pobres en carbohidratos y ricas en proteínas se asocia con un incremento en la mortalidad total8. Llegó a similares conclusiones un estudio de seguimiento de 85.168 mujeres durante 26 años, y de 44.548 hombres durante 20 años9.

 

Por último, la alta ingesta de proteína ha sido asociada a enfermedades crónicas como osteoporosis, cálculos renales, insuficiencia renal, cáncer, enfermedad cardiovascular y obesidad10.

 

5.- Contradicciones con los consensos de expertos en obesidad

 

La frase “Con el Método Dukan usted logrará adelgazar de forma inmediata y mantener su peso estable durante el resto de su vida”, que aparece en la contraportada del libro “No consigo adelgazar" contradice a todos los consensos (sean españoles o internacionales) en tratamiento del sobrepeso o de la obesidad11-17

 

Ninguna estrategia para adelgazar ha mostrado efectividad inmediata y mantenida de por vida en todos los grupos de población18. Tal y como afirma la Asociación Americana de Dietética en un documento de postura sobre el manejo del peso corporal, “Los profesionales sanitarios deben ayudar a los pacientes a aceptar un cambio de peso modesto pero sostenible en el tiempo, que pueda ser conseguido de forma razonable”19.

 

En cualquier caso, la cantidad de afirmaciones que contradicen los citados consensos en los libros del Sr. Dukan es ingente, por lo que no se analizarán en este documento por razones de brevedad.

 

6.- Potenciales daños asociados al seguimiento de su “método” o “dieta”

 

En un extenso documento publicado en noviembre de 2010, la Agencia Francesa para la Seguridad Alimentaria, del Medio Ambiente y Ocupacional (ANSES), señala que la dieta propuesta por el Sr. Dukan puede comportar desequilibrios nutricionales y puede ser altamente arriesgada ya que podría comportar alteraciones somáticas, psicológicas, hormonales, de crecimiento o de rendimiento20.

 

La Asociación Francesa de Dietistas-Nutricionistas coincide con la postura de ANSES, y añade que la dieta o método Dukan presenta “graves riesgos para la salud”21.

 

La Asociación Británica de Dietética, por su parte, también considera que esta “dieta” o “método” puede comportar riesgos para la salud pública, pero añade que provoca, además, confusión en las personas que la siguen22.

 

Postura del GREP-AEDN

 

Por todo lo anteriormente expuesto, el GREP-AEDN considera que el "método" del Sr. Dukan es fraudulento e ilegal, no sirve para adelgazar y supone un riesgo para la salud pública.

 

Es por ello que el GREP-AEDN:

  • Desaconseja encarecidamente a la población el seguimiento del “método” o de la “dieta” propuesta por el Sr. Dukan, e
  • Insta a las autoridades sanitarias a proteger a la población de las consecuencias negativas de la difusión de este tipo de fraudes, ofreciéndose como fuente acreditada en todo lo relacionado con el control de peso, para aportar opiniones objetivas y apoyadas en pruebas científicas de eficacia y seguridad, con la finalidad de preservar la salud pública.


line

Dietetica y nutrición

WEB ASOCIACIÓN DE INTOLERANTES A LA LACTOSA DE ESPAÑA

04/04/2011

ADILAC

 

¿Qué es la intolerancia a la lactosa? La intolerancia a la lactosa significa que no hay suficiente enzima (lactasa) en el intestino delgado para romper toda la lactosa consumida. La lactosa digerida parcialmente pasará al intestino grueso y puede provocar todos sus síntomas: dolores, hinchazón abdominal, diarrea, etc. También es conocida como intolerancia a productos lácteos, deficiencia de disacaridasa, deficiencia de lactasa, intolerancia a la leche.

¿Afecta a todos por igual? La sensiblidad a la lactosa puede variar ampliamente, -algunas personas notan sus efectos de forma inmediata tras consumir pequeñas cantidades, mientras otras tienen un umbral de sensiblidad más alto y es más difícil de observar su relación causa-efecto-. La sensibilidad puede también cambiar con el tiempo y con el estado general de salud. Un episodio agudo de diarrea, causada por una infección, puede reducir temporalmente los niveles de lactasa y hacer más sensible a la lactosa de forma temporal.

¿Qué síntomas provoca? Los síntomas se presentan frecuentemente después de la ingestión de productos lácteos.

Nauseas, dolor abdominal, espasmos, hinchazón y distensión abdominal, gases y flatulencias, diarreas ácidas, heces flotantes, defecación explosiva, vómitos y enrojecimiento perianal.

¿Cuando se desarolla? La intolerancia a la lactosa no es peligrosa y es muy común en los adultos, quienes en su mayoría al llegar a los 20 años de edad muestran algún grado de intolerancia a ella (por pequeño que sea). Esta intolerancia se puede presentar en el momento del nacimiento, desarrollarse en la infancia cuando se introduce la leche de vaca en la dieta o más tarde en la etapa adulta.

¿A que razas afecta más? Parece que existe una clara relación causa-efecto con el hábito de tomar leche. Aquellos pueblos que han sido tradicionalmente "ganaderos", que se han alimentado generación tras generación de la leche de los animales, presentan menos casos de intolerancia a la lactosa que otros pueblos no acostumados a su consumo. La mayoría de la población mundial adulta tiene déficit de lactasa, excepto la población del norte y centro de Europa.

Suecos

1%

Ingleses

6%

Rusos

15%

Españoles

15%

Árabes

80%

Esquimales

83%

Mejicanos

83%

Africanos centro

83%

Tailandeses

98%

Fuente: "Disorders of carbohydrate absorption in clinical practice" Montes RG, Perman JA 1987

¿Qué tipos de intolerancia existen? 1. Intolerancia secundaria (mayoritaria): La disminución de la producción de la lactosa es secundaria, ya que esta provocada por un daño intestinal temporal (generalmente causado por una gastroenteritis vírica/ver las causas en el siguiente apartado). Este tipo de intolerancia es muy frecuente en la infancia tras un episodio de gastroenteritis agudo. TRANSITORIA I RECUPERABLE 2. Intolerancia primaria o genética (minoritaria): Se produce una pérdida progresiva de la producción de la lactasa, y por tanto una pérdida gradual de la capacidad de digerir la leche. Suele darse a lo largo de la vida en ciertos grupos étnicos y tiene una causa genética. La personas con esta intolerancia van notando como la ingesta de leche les causa cada vez más síntomas. PROGRESIVA I PERMANENTE

¿Qué la puede causar? Además de la intolerancia primaria cuyo origen es genético o heredado, la intolerancia secundaria que es la mayoritaria puede ser provocada por varias causas:

· Después del destete, la cantidad de lactasa producida se reduce si el niño no está continuamente expuesto a la lactosa a través de su dieta. Por eso es mportante introducir la lactosa de forma gradual.*
· Problemas intestinales provocados por virus, bacterias o parásitos.
· Intolerancia al gluten
· Intolerancia a las proteínas de la leche de vaca
· Malnuitrición ligada a una diarrea prolongada
· Operaciones quirúrgicas del intestino delgado
· La toma de ciertos antibióticos como la neomicina y la kanamicina

*Al principio el bebé sólo puede digerir el calostro (agua rica en proteínas, sales minerales y factores inmunológicos). Después éste se va enriqueciendo con lactosa y lípidos hasta dar lugar a la leche definitiva. La leche de la madre se va haciendo más completa al ritmo de las enzimas del bebé. Es por tanto el organismo el que aumenta o disminuye las enzimas según sus necesidades, un desajuste en este proceso es el que provoca la intolerancia infantil.

 

¿Cómo se cura? Cuando es de carácter primario/genético no existe curación posible porque el individuo no recupera el enzima y los síntomas sólo se alivian con la suspensión de los productos lácteos en la dieta. En cambio cuando sea de carácter secundario, es decir como consecuencia de otro problema, si que tiene solución, pero primero habrá de tratarse éste para lograr la mejoría total.

 

¿Por qué es importante detectarla y tratarla rápidamente? Porque la lactasa es una de las enzimas intestinales más delicadas y vulnerables. Si seguimos tomando lactosa, se agrandará la lesión en la mucos intestinal y se producirá un círculo vicioso: lesión de la mucosa/malabsorción de lactosa que será cada vez más difícil de solucionar.

¿Cómo vivir con la intolerancia? La falta de leche en la dieta puede producir falta de Calcio, Vitamina D (necesaria para la absorción del Calcio), Riboflavina y proteínas. Las complicaciones más comunes son la pérdida de peso y la malnutrición. Por tanto, resulta esencial consumir otros productos ricos en estas sustancias, así como las dosis diarias recomendadas de vitamina A, C, Fósforo, Magnesio i Potasio (los cuáles ayudan a la absorción del calcio).
Fuentes alternativas de obtención:
Calcio: Sardinas, salmón, tofu, gambas, col, espinacas,...
Vitamina D: Aunque la crea el propio organismo cuando se expone al sol, una rica fuente es el hígado de bacalao.
Otra alternativa posible consiste en agregar a la leche enzimas de lactasa (lactoacidófilos) o tomarlas en cápsulas o en forma de tabletas masticables antes de cada ingestión.

Tu semáforo alimentario

 Fuente: Elaboración ADILAC Qué puedo y qué no puedo comer? Con este semáforo orientativo intentaremos aconsejarte, pero recuerda que en cualquier producto aparentemente sin lactosa (ya que en su estado natural no lo contiene) pueden añadir ingredientes y aditivos que lo conviertan en un producto no apto para los intolerantes. Por tanto, la recomendación es siempre leer con atención la etiqueta de los ingredientes.


line

Dietetica y nutrición

¿ALIMENTOS FUNCIONALES? SÍ, PERO...: ANÁLISIS

22/03/2011

Comer mejor para no enfermar

Dra. Carmen Vidal. La Vanguardia

Aportan beneficios para la salud, pero sus efectos deben estar avalados científicamente, así como su necesidad y su eficacia

Omega 3, fitoesteroles, isoflavonas... son conceptos que hemos asimilado a nuestra alimentación y que podemos encontrar en los llamados alimentos funcionales. Teóricamente aportan un beneficio a la salud, pero pueden suponer también un riesgo para la seguridad alimentaria si son mal utilizados o si no está probada su eficacia. Veamos sus pros y sus contras

No sólo hay que comer para vivir: una buena alimentación tiene efectos protectores frente a algunas enfermedades, y malos hábitos contribuyen a su aparición. Las enfermedades cardiovasculares, determinados tipos de cáncer o la diabetes, entre otras patologías, son ya responsables de dos terceras partes de las muertes en todo el planeta y la proporción va aumentando. 

De los diez factores de riesgo identificados como claves para su desarrollo, cinco están relacionados con la dieta y el estilo de vida: obesidad, sedentarismo, hipertensión, hipercolesterolemia y bajo consumo de frutas y verduras. Ante ello, es lógico que uno de los ejes principales de la investigación nutricional sea el estudio de las conexiones entre ciertos componentes de la dieta y un posible efecto protector frente a alguna enfermedad. 

Los nuevos estilos de vida son en parte responsables del abandono de unos hábitos alimentarios que han formado parte de nuestra cultura alimentaria. El ritmo de vida actual, la gran oferta de alimentos, la falta de tiempo para cocinar o las pocas ganas de hacerlo, unidos a un escaso conocimiento en nutrición, hacen que se tomen decisiones erróneas en el consumo de alimentos. El problema debe abordarse insistiendo en la adopción de pautas alimentarias correctas, pero también pueden ayudar cambios en la composición de los alimentos, para mejorarlos, añadiendo compuestos saludables (fibra, fitoesteroles, isoflavonas...) o reduciendo los que en exceso tienen efectos negativos (grasa saturada, azúcar y sal). 

Este contexto enmarca a los denominados alimentos funcionales, aquellos que, de una forma natural o por cambios en su composición, aportan un beneficio para la salud más allá de su valor nutritivo. ¿Qué es mejor? Sin duda, consumir los principios bioactivos en sus fuentes originales, o moderar la ingesta de los compuestos que en exceso son perjudiciales; pero en este tema, como en tantos otros, lo mejor puede ser enemigo de lo bueno. 

¿Pueden los alimentos funcionales suponer riesgos de seguridad alimentaria? La respuesta no es fácil. Hablar de riesgos parece contradictorio, ya que por definición aportan un beneficio para la salud. 

Pero pueden existir si son mal utilizados, en cantidades superiores a las recomendadas o si su consumo desplaza o interacciona con un tratamiento farmacológico. En función de la dosis, se puede pasar de efectos beneficiosos a efectos perjudiciales, y ya hay evidencias y polémicas varias sobre los riesgos del exceso de antioxidantes, omega 3 o isoflavonas, por ejemplo. 

El tema es complejo, pues el uso depende en última instancia del consumidor, que puede no tener la formación necesaria para entender las recomendaciones y sus razones, lo que facilita que no las cumpla. ¿Hasta dónde podemos pretender que sea un experto en nutrición y que interprete correctamente la información que le aporta el etiquetado? 

¿Es razonable que las etiquetas parezcan prospectos de medicamentos, con dosis, indicaciones, precauciones...? 

El impacto social de los alimentos funcionales es innegable. Se asumen como beneficiosos los antioxidantes, el omega 3, los probióticos, etcétera, aunque muchos no sepan lo que son ni cómo actúan. Hoy es difícil introducir nuevos alimentos atendiendo sólo a los valores clásicos de seguridad, comodidad, apariencia y palatabilidad. El valor añadido es la salud, aunque sin perder lo de ayer. Se busca algo particularmente saludable..., pero debe demostrarse. Es decir, hay que estudiar la eficacia y las relaciones dosis/ efecto. Las diversas estrategias para tener alimentos funcionales abren también puertas a la investigación y la transferencia. 

El reglamento europeo 1924/ 2006 ha cubierto un vacío respecto a qué y cómo se pueden hacer declaraciones sobre propiedades de los alimentos. Uno de sus puntos fuertes es que exige una evaluación científica para autorizarlas. Su objetivo es claro: proteger a los consumidores frente a afirmaciones sin fundamento y considerar los intereses de la industria en innovación y desarrollo, garantizando una competencia leal y evitando que concurran en el mercado declaraciones científicamente validadas y otras falsas o imprecisas. 

En definitiva, hoy queremos alimentos en cantidad suficiente, a buen precio, sanos, nutritivos, con buen color, sabor y aroma, cómodos, poco afectados por tratamientos industriales y que aporten algún beneficio para la salud. En este último punto, los alimentos funcionales pueden ayudar, pero es importante que sus efectos estén avalados por estudios científicos y que el balance riesgo/ beneficio se haga caso a caso, valorando su necesidad y eficacia frente a los posibles riesgos. 

En todo este contexto, la ciencia, la tecnología y la investigación tienen mucho que aportar.


line

Dietetica y nutrición

Desayunar cereales previene el sobrepeso

20/03/2011

 

parasaber.com

 

En una revisión bibliográfica realizada por investigadores independientes y publicada en la prestigiosa revista Nutrition Bulletin, se avala científicamente que las personas que toman regularmente cereales en el desayuno tienen un menor índice de masa corporal (IMC), son menos propensas a tener sobrepeso, previenen la ganancia de peso con la edad y tienden a tener un estilo de vida más sano, comparadas con las personas que no desayunan o toman otros tipos de desayuno con embutidos o con huevos. Estos resultados tienen gran importancia e implicación desde el punto de vista clínico y de la salud pública dada la alta prevalencia de los problemas de sobrepeso.

Hasta ahora no se había revisado la información científica específica sobre el tipo de desayuno. Los resultados de este estudio revelan que las personas que desayunan diariamente cereales tienen un IMC un punto más bajo. Esto significa que pesan entre 2 y 3 kilos menos que aquellas que no desayunan o realizan otro tipo de desayuno, después de eliminar el posible efecto de otros factores como edad, género, etnia, tabaco, ingesta de energía, alcohol, actividad física, control de peso y status económico. En otro de los estudios se demostró que las personas que desayunaban cereales diariamente tenían menor probabilidad (entre un 12% y 20%) de tener sobrepeso y de ganar más de 10 kilos durante los 8-13 años que duró el estudio.

Estos datos demuestran científicamente que el desayuno con ingesta de cereales se puede considerar un factor de protección de sobrepeso y obesidad. Además parece que los consumidores de cereales son personas que realizan más deporte y consumen menos alcohol.

 


line

Dietetica y nutrición

La dieta mediterránea frena el aumento de peso que habitualmente se produce con la edad

06/03/2011

El estudio conjunto entre las Universidades de Navarra y Harvard puede suponer una herramienta eficaz para frenar el avance "preocupante" de la obesidad


Pamplona. (EFE).- Un estudio conjunto entre las Universidades de Navarra y Harvard ha demostrado que seguir
un patrón de dieta mediterránea frena el aumento de peso que habitualmente se produce con la edad.

El trabajo, dirigido por Juan José Beunza, se basa en el seguimiento de 10.376 voluntarios graduados de la Universidad de Navarra, entre quienes se ha comparado durante seis años el cambio de peso en los que seguían fielmente el modelo tradicional de dieta mediterránea y en quienes no lo hacían.

Según ha informado el centro en una nota, el estudio revela que los varones con dieta mediterránea aumentaban menos su peso -128 gramos por año de media- que quienes no llevaban una dieta mediterránea, que engordaban más del doble, 287 gramos por año.

El efecto fue menos marcado en mujeres, según el estudio, ya que en ellas los datos apuntaban a un incremento de 242 gramos por año si seguían una dieta mediterránea frente a 300 gramos por año si no lo hacían.

Asimismo, fue muy relevante la disminución en el aumento de peso de aquellas personas que ya tendían a engordar, de forma que los participantes que habían subido más de 3 kilos durante los cinco años anteriores al inicio del estudio engordaron 48 gramos por año con una dieta mediterránea y 261 gramos si optaron por otro tipo de alimentación, tanto mujeres como hombres.

En este sentido, Beunza advierte que a pesar de que las cifras parezcan pequeñas, si se proyectan "a largo plazo, por ejemplo a 20 años, suponen diferencias importantes desde el punto de vista clínico en el control del peso corporal".

Respecto a la idea de que resulta normal aumentar de peso con la edad, el autor principal confirma que se trata de una falsa creencia, pues "la realidad es que el patrón de dieta mediterráneo hace más lenta la subida de peso que se sufre habitualmente con la edad, pero esta subida de peso no debe considerarse normal".

Además, este análisis, que se ha publicado en la revista de Nutrición "American Journal of Clinical Nutrition", puede suponer una herramienta eficaz para frenar el avance "preocupante" de la obesidad, que ya tiene una altísima prevalencia en los países desarrollados.

 


Calendario aula educativa
Facebook