actualidad
Actualidad

Dietetica y nutrición

Dosis bajas de alcohol

15/09/2011

Indican cautela al aconsejar dosis bajas de alcohol en prevención CV

Expertos alertan de que se está cayendo en el error general de relacionar su consumo moderado conla mejora de la salud, después de analizar las conclusiones de un estudio publicado en 'Plos Medicine'.

 

Marta Escavias de Carvajal

 

| correofarmaceutico.   |  12/09/2011 00:00

Hace tiempo que la literatura científica considera el alcoholismo como una patología crónica que dispara el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (ECV). Pero en el lado opuesto se encuentran estudios, cada vez más numerosos, que indican que en pequeñas cantidades su ingesta podría reportar cierto beneficio al organismo.
  • El efecto del alcohol en el organismo va a depender siempre del patrón de consumo

Sin ir más lejos, en el último número de Plos Medicine, investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston (Estados Unidos), sugieren que las mujeres que beben 15 gramos o menos de alcohol al día durante su edad adulta (a partir de los 58 años) gozarán de mejor salud al llegar a la senectud, si se comparan con las féminas que nunca han bebido o con las grandes bebedoras.

¿Podría ser ésta una vía de prevención cardiovascular? Expertos consultados por CF apuntan que los resultados ofrecen una información novedosa y útil para abrir una vía prometedora de investigación, pero por el momento aconsejan cautela a la hora de recomendar ingerir esta cantidad de alcohol, ya que se está cayendo en el error general de relacionar su consumo moderado con la mejora de la salud.

INGESTA FEMENINA
Los autores del trabajo utilizaron los datos del estudio americano de La salud de las enfermeras, que incluye a 121.700 mujeres, y entre otras cosas analiza el consumo de alcohol entre féminas de edad adulta. El 98 por ciento no eran grandes bebedoras y pudieron estudiar el estado de salud de 13.984 que superaron los 70 años.

  • Los estudios sobre las bondades de la droga sólo indican asociaciones estadísticas

Sin contemplar otros factores de riesgo como el tabaquismo, que afecta directamente a la salud vascular (punto criticado por los especialistas), los resultados mostraron que aquéllas con un consumo moderado de alcohol tenían un 20 por ciento más de posibilidades de presentar una mejor salud si se comparaban con las bebedoras ocasionales, las abstemias o las que ingerían gran cantidad del tóxico.

Tal vez la explicación de esta causa se halla en que a edades avanzadas el metabolismo es completamente diferente que cuando se es más joven. "Los jóvenes tienen mayores niveles de división celular y los efectos son menos predecibles. En cambio, al ser mayor, surgen más enfermedades, pero de manera menos virulenta", explica José Antonio López, profesor del Departamento de Psicobiologia en la Universidad Complutense de Madrid.

A diferencia de otros trabajos, añade Juan José Beunza, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra y compañero de trabajo de los autores del estudio en otros similares sobre dieta mediterránea, "la novedad de éste es que se han unificado las posibles enfermedades derivadas del alcohol, dentro de un diagnóstico común".

Así, por ejemplo, observan cuántas mujeres llegan a la etapa adulta sin sufrir patologías crónicas, problemas cognitivos, de función física o de salud mental, mientras que otros trabajos sólo se centran en una patología completa.

Asimismo, a los riesgos asociados al alcohol (ver cuadro), se suma que éste parece causar más afecciones graves en las mujeres que en los hombres. Así lo apuntan investigadores de los hospitales universitarios Germans Trias i Pujol y Bellvitge (ambos en Barcelona) en el último número de Medicina Clínica, tras analizar a 480 pacientes ingresados para desintoxicación alcohólica. Los datos concluyeron que ellas tenían más complicaciones nutricionales y metabolíficas en comparación con ellos.

PATRÓN DE CONSUMO
Los especialistas coinciden en que el efecto del alcohol va a depender del patrón de consumo del sujeto. "A los adultos que beben les recomiendo que lo sigan haciendo si lo desean, siempre y cuando sea distribuido a lo largo de la semana y a ser posible en las comidas", apostilla Beunza.

Ahora bien, añaden, en ningún caso se podría generalizar las conclusiones del estudio a varones y jóvenes. La ingesta de 15 gramos equivaldría a una bebida y media, pero para Ignacio Ruz, miembro del grupo de Intervención en Drogas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), "el problema no es ceñirse a un consumo estricto, sino aumentar dicha cantidad".

En este sentido, Josep Guardia, del Servicio de Psiquiatría en el Hospital de San Pablo (Barcelona), añade que "el mensaje simplista de que el alcohol puede ser bueno para la salud CV se convierte en engañoso cuando se descontextualiza del elevado número de afecciones que puede causar".

Y sobre todo si llega a oídos de los más jóvenes. Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, la prevalencia de borracheras en los últimos treinta días se ha duplicado entre adolescentes, pasando del 16 por ciento en 1994 al 30 en 2008. "Decirles que el alcohol es bueno elevaría estas cifras", añade Beunza.

Por lo tanto, concluyen, este tipo de estudios sólo permite hablar de una asociación estadística, pero no deben postular relaciones de causalidad.


line

Dietetica y nutrición

Estudio Aladino sobre prevalencia de obesidad infantil

02/09/2011

Agencia española de seguridad alimentaria y nutrición

 

El exceso de peso en la población infantil española se ha estabilizado en los últimos diez años, si bien afecta al 45,2% de los niños y niñas con edades comprendidas desde los 6 hasta los 9 años, lo cual supone un importante problema de salud pública. Ésta es una de las conclusiones principales del estudio ALADINO, realizado por la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y que ha presentado hoy la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, quien llevará este estudio al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El estudio recoge datos actualizados de la prevalencia de la obesidad infantil en España y ha sido realizado en casi 8.000 niños y niñas de toda España. El objetivo de este análisis era disponer de datos precisos, mediante una metodología avalada por la OMS y comparable entre países, sobre la magnitud del problema que supone el exceso de peso (sobrepeso u obesidad) en la población infantil.

Hasta la fecha los únicos datos que se tenían eran los de estudio enKid, realizado hace más de diez años con una metodología distinta y con una participación menor (423 niños y niñas). También existía información de la Encuesta Nacional de Salud del año 2006, pero los datos obtenidos eran poco precisos al ser autoreferidos (sin medición ni pesaje comprobatorio por terceros).

Aunque los resultados de ALADINO arrojan que el exceso de peso infantil es superior al 45%, si se utiliza la metodología aplicada en enKid el resultado sería de una prevalencia de exceso de peso del 31,4%, lo que supone tan solo un punto por encima de la obtenida hace diez años con ese estudio (30,4%). Por lo tanto, se constata que el exceso de peso en la población infantil española está estabilizado en los últimos diez años, si bien ahora se dispone de una información mucho más ajustada a la realidad.

MÁS EN LOS NIÑOS QUE EN LAS NIÑAS

El 45,2% del exceso de peso detectado se reparte de la siguiente manera: el 26,1% corresponde a sobrepeso y el 19,1% a obesidad. Por género, los niños tienen más exceso de peso que las niñas (26,3% de sobrepeso frente a 25,9 y 22% de obesidad frente a 16,2).

El estudio también revela que tanto el sobrepeso como la obesidad afectan más a los niños y niñas que se desarrollan en entornos más desfavorecidos desde el punto de vista educativo y económico. De este modo, los niveles de sobrepeso y obesidad infantil en las familias con menos recursos están alrededor del 48%, lo que supone casi ocho puntos más que el exceso de peso detectado en las familias con más recursos.

OCIO AUDIOVISUAL Y LUGAR DE COMIDAS

Otro aspecto analizado por el estudio es el impacto del ocio audiovisual (presencia de ordenador, dvd, consola en la habitación de los menores) con el exceso de peso. Los datos recogidos indican que el porcentaje de niños y niñas con un peso normal es mayor cuando no disponen de este tipo de ocio en su habitación.

De esta forma, el 56,2% de los menores que no dispone de este tipo de ocio estaría en un peso saludable frente al 43,2% que tendría sobrepeso u obesidad. En cambio, el porcentaje de niños y niñas con exceso de peso es del 50,2% cuando sí disponen de ordenador, consola, etc. en su habitación y solo el 48,9% estarían en su peso normal.

El estudio también ha analizado la relación entre el exceso de peso y el lugar donde se realiza la comida, bien en casa bien en el colegio. En este sentido, el porcentaje de niños y niñas que tienen un peso saludable es mayor entre los que habitualmente comen en los comedores escolares.

Entre los que comen en casa, el 51,7% tiene un peso normal y el 47,6% tiene exceso de peso. Entre los que comen en el colegio, el 56,3% tiene un peso normal y el 43% tiene sobrepeso u obesidad.

CONCLUSIONES PRELIMINARES

Ante estos resultados, las conclusiones preliminares del estudio indican que aunque el exceso de peso en la población infantil española se ha estabilizado es necesario realizar intervenciones educativas dirigidas principalmente a las clases sociales con menores niveles de renta y de estudios para reducir las desigualdades en salud.

Además, deberán potenciarse las medidas encaminadas a modificar el entorno alimentario de los niños y niñas para hacerlo más saludable y, asimismo, facilitar la práctica de actividad física.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad confía en que la nueva Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, recientemente aprobada, sea un instrumento de gran valor para favorecer hábitos de alimentación saludables, a tal efecto la Ley establece que la Estrategia NAOS (Estrategia de la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad) será revisada con periodicidad quinquenal.


Calendario aula educativa
Facebook